281.987.3100
jdarst@santateresacemetery.com
912 Buschong St, Houston, TX 77039

La Vida es un Regalo agosto 27, 2020

Cuando comenzamos a valorar la vida como un regalo, podemos empezar a apreciarla de una manera diferente, tal como lo haríamos si un ser querido nos regalara algo precioso. Cuando alguien nos regala algo, tendemos a sentirnos agradecidos y sentimos un sentimiento de amor hacia la persona que nos dio el regalo. También sentimos el espíritu de generosidad que nos ha transmitido el dador y deseamos dar como otros nos han dado. Si comenzamos a pensar en la vida de esta manera, comenzamos a querer aprovechar y disfrutar de esta cosa preciosa llamada vida que nos ha sido otorgada. También nos damos cuenta de que los regalos son privilegios y que nos ofrecen la oportunidad de difundir el amor y la bondad aún más y de mantener vivo el espíritu de generosidad. La vida nos da la oportunidad de desarrollarnos y crecer y vivir muchas vidas a través de muchas experiencias y muchas relaciones. La vida es un regalo principalmente porque en esta vida se nos da la capacidad de amar, y amar, a lo largo del curso de la humanidad, siempre se ha demostrado que es el regalo que se sigue dando.

Cada mañana que nos despertamos es una bendición, es otro día para recibir y transmitir el regalo del amor. El verdadero amor se encarna de muchas formas y formas. El amor nos permite ser pacientes unos con otros, animarnos y apoyarnos mutuamente. Nos permite ser nosotros mismos sin restricciones y nos permite crecer y convertirnos en quienes queramos ser. El amor es desinteresado, perdona y retiene el juicio. Cuando decimos amar a los demás, debemos hacerlo con nuestras acciones y nuestros actos de amor deben incorporar estos principios. No es de menor importancia la capacidad de practicar el amor propio de esta manera. Nadie debería dar por sentado el regalo de la vida porque no importa lo difícil que se vuelva la vida, siempre tenemos la capacidad de aprovechar cada momento que tenemos para encarnar y difundir amor, bondad, felicidad, empatía y alegría. Cuando sea nuestro momento de irnos, dejaremos estas cosas atrás en la memoria de aquellos que pasaron tiempo con nosotros en vida.