281.987.3100
jdarst@santateresacemetery.com
912 Buschong St, Houston, TX 77039

Tus Mejores Días Están Por Llegar julio 29, 2020

La experiencia humana ha sido marcada por nuestra capacidad como especie para superar cualquier obstáculo que se nos cruce por el camino y salir adelante más fuertes que nunca. Cada dificultad debe llegar a su fin en algún momento y una vez que lo haya hecho, habremos aprendido algunas lecciones muy importantes que nos ayudarán a avanzar y mejorar. El pánico, la incertidumbre y la inquietud se han convertido en parte de la nueva normalidad para muchos de nosotros. Sin embargo, el refrán popular “esto también pasará” nos recuerda la esencia temporal de todo, tanto en la naturaleza en general como en la experiencia humana concretamente. Cada dificultad que alguna vez creíamos que nunca superaríamos se ha quedado en el pasado, y este período de incertidumbre que estamos experimentando es sólo otra dificultad que algún día dejaremos atrás y que se convertirá en un mero recuerdo lejano. La experiencia humana es un flujo y reflujo constante, que oscila constantemente entre lo bueno y lo malo. A veces alcanzaremos alturas muy altas y, a veces, nos hundiremos en profundidades de las cuales creemos que será demasiado difícil salir. En este momento, este último es más descriptivo de nuestra situación actual, pero debemos luchar cada día para acercarnos más a lo bueno de la vida.

Debemos centrarnos en cómo queremos recordar esta dificultad colectiva que estamos experimentando a escala mundial, en lo que queremos haber logrado a lo largo de este tiempo y cómo podemos ayudarnos a nosotros mismos y a quienes nos rodean a salir de esta situación. Si bien todos estamos experimentando una pandemia global, además de otras dificultades al mismo tiempo, todos lo estamos experimentando en diferentes grados dependiendo de dónde estamos, de dónde somos, de quién nos acompaña en este momento difícil y nuestra situación económica. Si bien a veces puede ser difícil imaginar cómo y cuándo terminará todo esto, debemos recordar que lo hará, como todas las cosas. Por el bien de todos debemos centrarnos en fortalecernos y averiguar qué podemos hacer ahora mismo para tener un impacto positivo que nos lleve a un futuro más próspero. Debemos centrarnos en lo que podemos hacer para cuidar de nuestros corazones y nuestra salud física y mental, y en lo que podemos hacer para proteger a las personas más vulnerables de nuestras familias, nuestras amistades y nuestras comunidades.

Debemos tener paciencia y amarnos diligentemente y reconocer que todos reaccionan a las dificultades a su manera. Cada individuo y cada sociedad está marcada por un cambio perpetuo, y aunque el cambio es aterrador para la mayoría de las personas, es algo que debemos abordar de frente y aceptar como una condición de la experiencia humana y no tratar de luchar contra ella. Si bien el cambio es inevitable, depende de nosotros decidir de qué queremos que consista ese cambio. Necesitamos dejar de buscar a alguien a quien culpar y apreciar cada día como la oportunidad que es para alejarnos de lo malo y acercarnos a lo bueno a través de pensamientos y acciones positivas.